La Internacionalización del Comercio Electrónico

La fuerte depreciación que viene presentando el euro en el mercado de divisas en estos últimos meses, rozando la paridad con el dolar, es sumamente beneficiosa para vender nuestros productos fuera de la Eurozona (Reino Unido, Dinamarca en la UE, los Estados Unidos de Norteamerica, por ejemplo) ya que los hace mucho más competitivos.

La ausencia de fronteras en Internet nos va a ayudar mucho en este propósito. Podemos encontrar muchas vías de internalización:

(i) unirnos con un operador global a través del cual poder vender en otros países, por ejemplo, a través de Amazon o e-Bay;

(ii) abrir nuestra tienda al mercado internacional con nuestras propias herramientas, o

(ii) buscar un socio local que, al igual que en el mundo off- line, nos facilite por su experiencia y conocimiento de mercado nuestra presencia.

Cualquier opción de las señaladas, tiene sus pros y contras, así como, requisitos de trasfondo legal que tener presentes. Vamos ver una aproximación

En primer lugar, de decidirnos por trabajar de la mano de un operador global, deberemos estar muy atentos a las condiciones legales que asumimos por subirnos a está opción y analizar con detalle, si están acordes con nuestras posibilidades y nuestro negocio está preparado o no para sus exigencias.

Trabajar de forma independiente siempre tendrá el aliciente de la mayor libertad de actuación, al no tener que ceñirnos a las exigencias del operador principal. Para ello tendremos que adoptar unas condiciones de venta acordes con la dimensión internacional de nuestro proyecto, donde aspectos como la tributación, pueden diferir en función del comprador que tengamos. También tendremos que manejar información del mercado de destino y conocer si nuestro producto está sujeto a algún tipo de limitación de entrada en  destino, las posibles trabas aduaneras y la sujeción o no a aranceles de importación.

Como siempre y en todo caso, la gestión que hagamos de logística y el transporte van a ser una de las más complejas que nos vamos a encontrar y, que en buena medida, puede tener un peso importante en el éxito o no de la internalización de nuestra tienda.

Importante considerar que los condicionados legales de nuestra tienda deberán estar al menos en un idioma adicional, para ser en comprendidos por los clientes potenciales en los países objetivo de comercialización, siendo para ello la versión en lengua inglesa necesidad obvia, al ser la lengua de los negocios por excelencia.

Contar con un socio local es una opción que puede ser de gran beneficio, por varios motivos, como por ejemplo, tener una “landing page” local, ofrecer un servicio personalizado al cliente internacional, conocer los gustos y tendencias locales, tener un punto de gestión de las entregas y devoluciones, entre otras. Por supuesto, el socio local es nuestra imagen y representante en el exterior, jurídicamente tendremos que diseñar una relación fuerte, que regule todos los aspectos que van a entrar en juego: uso de marca e imagen, cobros y pagos, servicios a prestar, moneda de las transacciones, publicidad, …

Este año 2015, previsiblemente, será otro año de crecimiento del comercio electrónico, de forma que, cada vez más tiendas de comercio electrónico presentarán su oferta y más posibles clientes existirán para ser atraídos. Ello exige cada vez una mayor competitividad, factor que no solo se encuentra en el precio, sino que pasa por ofrecer buen producto, servicio y seguridad en las transacciones, que en su conjunto suponga una excelente experiencia de compra, que si lo acompañamos de una marca fuerte y una presencia diversificada, será una opción ganadora.

Esta entrada fue publicada en Derecho & Gestión Empresarial y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Diseñado por Pixelmio